17 diciembre, 2017

Diario .es dice que fue hundido

El submarino argentino desaparecido se acerca a Londres

Distintas conversaciones entre militares argentinos a las que ha tenido acceso Diario16 inducen a pensar que el ARA San Juan desaparecido fue atacado por misiles ingleses.


Por Manuel Domínguez Moreno -  30/11/2017

Cuando los intereses políticos o la razón de Estado se anteponen al deber de los gobernantes de informar al pueblo, sobre todo cuando se trata de temas en los que se ha producido un atentado a los ciudadanos, suele ocurrir que esa anteposición se convierte en ocultación y en hurto para salvar intereses privados, ya sean personales, ya sean políticos, ya sean estatales.

Posiblemente esto sea lo que esté ocurriendo en Argentina en referencia a la desaparición del submarino militar ARA San Juan. Según diferentes grabaciones de comunicaciones de militares argentinos a las que ha tenido acceso Diario16 la razón del hundimiento y desaparición de la nave no tuvo nada que ver una explosión interna sino que, según estos testimonios, fue una explosión externa producida por un misil disparado por las Fuerzas Navales británicas que se encuentran en las Islas Malvinas.

El primer testimonio es el siguiente: «Uno de los médicos de acá el hijo trabaja en la naval y tiene la posta. Hace una semana se sabía lo del submarino que está a 400 metros de profundidad porque lo bombardearon, lo torpedearon. Salió de Tierra de Fuego y se acercó por demás a las Malvinas y un submarino inglés lo torpedeó y lo destrozó. No lo van a decir porque terminamos en otra guerra. Eso es lo que pasó. Lamentablemente están todos muertos y hay que ver cuándo van a confirmar todo ese tema. Lamentablemente es la realidad».

Reproductor de audio

00:00
00:00

Utiliza las teclas de flecha arriba/abajo para aumentar o disminuir el volumen.

El segundo testimonio es un diálogo entre dos militares argentinos:

«Militar 1: Confirmado. Hundido por Inglaterra

»Militar 2: La concha de la reputa madre que lo parió. ¿Retorno a la guerra?

»Militar 1: Estamos preparados para ir a la guerra, a movilizar la armada a la fuerza aérea.

»Militar 2: En QRB hay un apresto».

Reproductor de vídeo

00:00
00:45


El tercer testimonio es el más extenso y explica lo que, según estos militares, es un hecho confirmado y que se está ocultando:

«Gente que está en Prefectura hace cuatro días dijeron que los altos mandos que sabían que un misil le pegó al buque. Lo encontraron a 200 km de las Malvinas, fuera del área de cobertura naval que tenemos en Argentina. No sé si será de la Fuerza Aérea Norteamericana, pero dicen que fueron los ingleses. Esto lo sabían los altos mandos hace 4 días y no se lo dijeron ni a los jefes ni al presidente de la nación. Desde ayer cortaron cabezas. Se van a cambiar los jefes de las 4 fuerzas y todos los altos mandos que estaban a disposición del operativo. Fueron atacados por un misil submarino y que ya lo sabían. Para evitar problemas internacionales no dijeron nada. Fueron a un reconocimiento del terreno y el submarino sólo era para 32 personas e iban 44 personas, con 4 buzos, que nadie sabe qué hacen esos 4 buzos dentro del submarino. Supuestamente no había ningún operativo para que esa gente estuviera ahí. Yo lo sé porque en Patricio se está comentando. Obviamente, acá, dentro del regimiento lo sabemos. Supuestamente el submarino estaba reconociendo el lugar, se fue del área en que estaban autorizados, vieron algo raro, les ordenaron que siguieran, que fuera todo secreto, y obviamente los encontró un misil inglés y los atacaron y los hicieron volar a la mierda. Sabían que habían ido a un lugar donde no tenían que estar. Los encontraron cerca de Malvinas. ¿Van a esperar los ingleses a que toquen tierra o que hagan algo? No. Hicieron toda la pantomima esta porque no convenía ni políticamente para la Argentina porque ¿qué vamos a hacer, bombardear Malvinas? Esto lo sabemos desde Prefectura».

Reproductor de audio

00:00
00:00

Utiliza las teclas de flecha arriba/abajo para aumentar o disminuir el volumen.
Nadie ha confirmado aún nada y todo indica que fuera lo que fuese lo que ocurrió con el ARA San Juan el pueblo argentino va a quedarse sin saberlo porque lo ocultarán o darán una versión distorsionada para contentar a las familias de los 44 muertos y que no se vean afectadas las razones de Estado o los intereses de las élites políticas, financieras y empresariales del país.

Si lo que se afirman en estas conversaciones fuera cierto, el incidente sería un casus belli. Pero, ¿qué haría Argentina? ¿Entrar en guerra nuevamente con una de las potencias bélicas más grandes del planeta? Evidentemente, no y por eso sería necesario que el pueblo no sepa nada.

¿Es descartable que el hecho sea real? No lo es. En España tenemos experiencia de cómo se las gastan los británicos cuando alguien entra en sus colonias. Pero tampoco se puede afirmar tan rotundamente como lo hacen estos militares porque nadie lo ha confirmado oficialmente ni hay pruebas reales para que desde los medios de comunicación se fuerce esa confirmación.

En los pueblos del sur de España, con diferentes versiones, se contaba en familia El cuento de la buena pipa frente a una chimenea o tomando el fresco (no existía la televisión). Alguien preguntaba «¿Quieres que te cuente el cuento de la buena pipa?» y todos contestaban «Sí», a lo que el primero decía «Yo no te digo ni que sí ni que no, yo sólo te digo que si quieres que te cuente el cuento de la buena pipa», y así se podían pasar horas. Con esto ocurre lo mismo. ¿Bombardeó la Fuerza Naval británica al ARA San Juan? Los militares argentinos afirman que sí pero su gobierno no lo confirma ni, por supuesto las autoridades británicas de las Malvinas, pero, ¿bombardeó la Fuerza Naval…? Presuntamente los militares argentinos afirman que el submarino fue hundido pero su gobierno no lo confirma ni lo desmiente. Diario16 no dice que sí ni que no, que si quieren que le cuente el cuento de la buena pipa.

**

La respuesta.

(Por lo que sabemos) El submarino argentino desaparecido NO se acerca a Londres

Por Eduardo Rivas -  03/12/2017 4
Compartir en Facebook Compartir en Twitter


Mucho se ha hablado, escrito y estudiado sobre el síndrome de la página en blanco, pero lo peor que se puede hacer para superarlo es escribir y escribir con el sólo objeto de hacer que deje de estar en blanco sin mayor objetivo que ese.

Algo de eso parece que le ocurrió a Manuel Domínguez Moreno al momento de escribir su artículo ‘El submarino argentino desaparecido se acerca a Londres’ (http://diario16.com/submarino-argentino-desaparecido-se-acerca-londres/), algo de eso o una irresponsabilidad absoluta para arrojar al aire una hipótesis sobre lo ocurrido con el ARA San Juan de lo cual hoy no hay ninguna certeza, ni siquiera una mínima sospecha.

Desde que nos invitaron a formar parte del proyecto de escribir en Opinión de Diario16 siempre tuvimos en claro cuáles eran los ‘condicionantes’, al decir de Beatriz Talegón ‘absoluta libertad, con ética y justicia social como límites’, pero yo sumaría un condicionante más, ejercer esa libertad con responsabilidad. Uno no puede escribir lo que se le da la gana en un medio de comunicación si eso no tiene un cierto rigor mínimo que dote de seriedad a lo que se enuncia.


Dice Manuel Domínguez Moreno en su columna que ‘según diferentes grabaciones de comunicaciones de militares argentinos a las que ha tenido acceso Diario16, la razón del hundimiento y desaparición de la nave no tuvo nada que ver con una explosión interna sino que, según estos testimonios, fue una explosión externa producida por un misil disparado por las Fuerzas Navales británicas que se encuentran en las Islas Malvinas.’ Haciéndose eco de algunas de las teorías que circulan en las redes sociales en Argentina y que carecen de sustento real, puesto que desde el anonimato, cualquiera lanza su propia teoría al respecto.

Entre otras, circularon en Argentina, además de la teoría enunciada, estas otras:

El ARA San Juan fue hundido por un submarino ruso que, en camino a Cuba portando misiles que se instalarían en la isla, se encontró en su camino con el submarino argentino.
El ARA San Juan fue torpedeado y hundido por China, y por ello este país no participa de las tareas de búsqueda y rescate.
El ARA San Juan fue víctima de una mina sembrada en la zona durante la Guerra de Malvinas en 1982.
El ARA San Juan implotó por la explosión de un torpedo que portaba.
Aunque si el criterio es lanzar hipótesis sin sustento, proponemos algunas más:

El ARA San Juan se hundió tras impactar contra Moby Dick
El ARA San Juan fue secuestra por Aquaman y sus amigos.
El ARA San Juan se cayó de la Tierra tras alcanzar sus límites, puesto que como es plana, llegó al borde y se cayó.
El ARA San Juan en realidad no se hundió, sino que está en viaje a la Atlántida, sólo que no hay noticias porque aún no completó las Veinte mil leguas de viaje submarino.
El ARA San Juan fue abducido por una nave extraterrestre.
El ARA San Juan se hundió por designio de dios, que es malo y actuó en consecuencia.
Hoy por hoy cualquiera de estas seis últimas hipótesis que planteamos tiene el mismo grado de certeza que las esbozadas con anterioridad, NULO. Pero como decía Alejandro Filio, ‘habrá que creer, en Cristo, en la paz o en Fidel’(https://www.youtube.com/watch?v=fXl6frOgo-w), y ante la falta de información la ciudadanía intenta aferrarse a cualquier atisbo de información. Por ello tienen tantos adeptos estas fake news como la que plantea Manuel Domínguez Moreno, porque como reseña Nicolás Wiñazki, ‘si uno quisiera hacer la receta perfecta de la fake news (también llamada posverdad) tendría que tener tres elementos: una información verosímil (que no es lo mismo que verdadero), una teoría conspirativa y debe contar con una reproducción masiva en las redes’ y en este caso todas estas teorías (salvo las que agregué yo) han cumplido con esas premisas.

Aunque hacia el final de la nota matiza su afirmación inicial, y recula en chancletas, al afirmar que ‘tampoco se puede afirmar tan rotundamente como lo hacen estos militares porque nadie lo ha confirmado oficialmente ni hay pruebas reales para que desde los medios de comunicación se fuerce esa confirmación’, o sea que sí pero no… o no pero sí. Tras un título catástrofe y una introducción y desarrollo en el que se da a entender y se aportan (fraudulentas) pruebas respecto a que ‘el submarino argentino desaparecido se acerca a Londres’, e incluso asumiendo en su persona la opinión de Diario 16, concluye en que ‘Diario16 no dice que sí ni que no’.

Utilizando una frase que se ha usado para variadas campañas, yo le digo Manuel Domínguez Moreno, NO EN MI NOMBRE. Yo también soy parte de Diario16 y digo que no. Con lo que sabemos hoy, el submarino argentino no fue hundido por un torpedo británico. Coincido con Nicolás Fuster quien en su artículo Colón y los vagones (http://diario16.com/colon-los-vagones/) sostiene que ‘El problema de que haya un creciente número de personas que acepta la mitología a lo empírico, producto de la era de las llamadas fake news, es que la verdad valga lo mismo que la mentira. Y la verdad no vale lo mismo que la mentira.’

Entonces le pido que no presente como verdad (aunque el pudor de exponer semejante mentira luego lo haga matizarla) una falsedad, no disfrace de verdad una mentira.

Si diéramos por válidos sus argumentos la búsqueda del batiscafo, el informe de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE o en inglés CTBTO, ‘Comprehensive Test-Ban-Treaty Organization’), las conferencias de prensa de la Armada Argentina, las palabras del Presidente de la República Argentina y todo lo generado en torno al ARA San Juan no sería más que una puesta en escena como si viviéramos en un Truman Show real, en el que somos unas marionetas de un gran titiritero… y quizás lo seamos, hay quienes creen en dios y que nuestras vidas son un designio de él, pero si siguiéramos su argumento, hasta su propio planteo carecería de valor, puesto que en lugar de presentar una realidad que se nos esconde, en realidad no sería más que una marioneta más de esta gran mise en scène.

Por ello le pido, Manuel Domínguez Moreno, la credibilidad de un medio la edificamos entre todos, pero algunos pueden destruir rápidamente lo que muchos construimos lentamente. Su nota del pasado jueves va en ese sentido, por eso le pido escribamos con absoluta libertad, con ética y justicia social como límites, pero ejerzamos esa libertad con la responsabilidad de escribir en un medio de comunicación con llegada a millones de personas.

**


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Se produjo un error en este gadget.