06 marzo, 2017

El fantasma por Mabaires (blog)

Una preocupante y brillante nota de mabaires sobre los fantasmas de un pasado que nunca termina de irse...
http://mabaires.blogspot.com.ar/2017/03/durante-la-semana-que-paso-comprendida.html

El fantasma


Durante la semana que pasó, comprendida entre el domingo 26 de febrero y hoy, 5 de marzo, se presentó ante nosotros el fantasma de la Dictadura en toda dimensión.

Al igual que en Cuento de Navidad, de Charles Dickens, asistimos impávidos ante las imágenes del pasado que nos venían a interpelar, tal como al personaje del cuento Ebenezer Scrooge.


El  domingo, gracias a una carta abierta escrita por Horacio Verbitsky en Página 12,  nos enteramos que unos días antes, Milagro Sala, la primara  presa política de Mauricio Macri había intentado quitarse la vida.

Luego de largos 14 meses de acoso judicial y torturas psicológicas y físicas, en un ataque de desesperación, intentó acabar con su cuerpo, para ponerle fin al dolor.
El hostigamiento al que es sometida esta mujer, sólo tiene parangón con el que recibían los detenidos como presos políticos de la dictadura del 76. 
Juicios amañados con incriminaciones falsas; acusaciones inventadas; supuestos testigos torturados para que incriminen o comprados; jueces y fiscales conniventes con el poder ejecutivo que hacían una puesta en escena con un simulacro judicial para justificar encerrar a la gente y tirar la llave. 

La segunda vez que la dictadura nos golpeó la puerta esta semana, fue durante el discurso de Mauricio Macri ante la asamblea legislativa. 

Desde el sector donde estaban los ministros del gabinete de la Alianza Cambiemos, se solazaba el colaborador de la Triple A, Eduardo Duhalde a quien no le pesan ni la masacre de Pasco que ayudó a realizar, ni la del Puente Pueyrredón que organizó con algunos secuaces mientras fue presidente (sin que nadie lo eligiera).

La de Macri fue una alocución plagada de cinismo que en algunos párrafos parecía extraída del discurso que el 24 de mayo de 1976 dio Jorge Rafael Videla. 

"Ese ser argentino, basado en madurez y sentido de unidad, permitirá inspirar para elevarnos por encima de la miseria que la antinomia nos ha planteado, para dejar, de una vez por todas, ese ser "anti" y ser, de una vez por todas, "pro": "Pro-argentinos".


 El cachetazo verde oliva se sintió desde las palabras de Mauricio Macri: 

" ...Es convocar a participar para que todos los argentinos colaboremos juntos en la tarea de cambiar al país..."


"...Hay que acabar con el enfrentamiento que nos ha estancado y dar paso a una cultura del diálogo, de comprensión, de trabajo y entusiasmo..."

"...Estamos acá para construir una Argentina donde cada persona pueda proyectar la vida que espera.
No creemos en los liderazgos mesiánicos. Vinimos a la política a aportar soluciones, dialogando y trabajando juntos. "


Y luego  se despachó con una catarata de mentiras o verdades a medias sobre su gestión:  como el Programa de Cobertura Universal Social (CUS) que fue presentado como un beneficio para 15 millones de argentinos que carecen de obra social, y en realidad, fue un RECORTE DE DERECHOS, ya que a partir de ese plan, quienes no tengan obra social, y recurran a los hospitales, tendrán una cantidad limitada de prácticas médicas, de intervenciones quirúrgicas o de remedios y el resto deberán pagarlo. También se le recortó el derecho a la salud bucal a quienes no viven en Capital Federal o el Gran Buenos Aires, ya que se eliminó el Programa Argentina Sonríe, que llevaba con camiones adaptados, los consultorios odontológicos a lugares recónditos de nuestro país para brindar ese servicio a quien lo necesitara, gratuitamente.

Habló de Luis, el médico de La Rioja que debió cumplir 30 días seguidos de guardia porque el Estado no cumplió con su deber de nombrar médicos para ese hospital de La Rioja, pero claro, eso no lo dijo. Y tampoco dijo si Luis deberá seguir trabajando a destajo hasta morir, ya que no hizo mención a cómo solucionó el problema que él mismo generó. 

Dedicó varios párrafos a hablar de la Educación. 
¿Para hablar de las escuelas que construirá ? ¿Para hablar de programas educativos? 

No, Macri se refirió a que pedirá a los legisladores penas más elevadas para los padres que agredan a docentes, como si esto fuera moneda corriente, o si solucionara el problema de violencia social. Y en una sola oración, volvió el cachetazo  verde oliva:


"Para cuidar a los docentes, que no creo que Baradel necesite que nadie lo cuide, les pido que sancionen una ley que agrave las penas a quienes los agreden."

Mientras pide sanciones más duras, ningunea al gremialista amenazado de muerte él y su familia varios días antes...

Creo que no hay una oración más tremebunda en ese discurso: aumento de penas, y al mismo tiempo la incitación a que los lastimen.


Y minutos después de esta patoteada en cadena nacional, Roberto Baradel recibió una nueva amenaza:



El cachetazo verde oliva llegó en la forma más  "¿Sabés dónde están tus hijos ahora?". La frase permanece fresquita en la memoria. Era la acuñada por Burson y Marstellers para torturar psicológicamente a la población durante la dictadura. Te secuestraban tus hijos y a las 22 horas, sin falta, todos los canales ponían una publicidad estatal que te preguntaba eso.


¿A quién le habla Mauricio Macri cuando dice esto? ¿A Baradel o a los argentinos en general? ¿ A los gremios para que se disciplinen? 

Esta semana  el  descontento social estará en las calles, marchan los docentes, las centrales obreras y las mujeres. ¿Será una advertencia? Esa misma noche el Grupo Clarín y el grupo conformado por Vila -Manzano -Bellocopit, salieron a atacar a Roberto Baradel, llegando a la execrable actitud de mostrar a toda la familia del sindicalista en pantalla gigante. 
Sí, la crapulencia del productor  Juan Cruz Ávila, que trabaja para este gobierno nefasto en la coordinación de hospitales universitarios, habilitó a Alejandro Fantino, y a Eduardo Feinmann a poner en peligro a gente amenazada de muerte. 

Ojalá la vida les de el doble de lo que ellos producen al prójimo.


Durante  2016 la violencia contra sindicalistas o activistas docentes, se invisibilizó en los medios concentrados de "comunicación". 

¿Las patotas paraestatales que amedrentaron a los docentes de Santiago del Estero el pasado año, fueron castigadas? ¿Denunciadas al menos? ¿Por qué los gobernadores son cómplices?

¿Acaso el agresor encapuchado que bajó de una moto y que hundió un cuchillo por la espalda al docente santiagueño Franco Maldonado a las  6 de la mañana del 8 de marzo de 2016 mientras caminaba por la ruta para ir a la escuela, fue identificado?

Ayer me llegó el audio en el que se reafirma la persecución estatal a los docentes que paren el día lunes. Instruyeron a todo el sistema docente para que se tome nota del nombre y apellido de cada docente que adhiera al paro, que deberá ser elevado el mismo lunes a las 8 de la mañana a la inspección de cada distrito bonaerense. 


Desde que asumió Macri diferentes sindicalistas fueron atacados, ellos o su familia: en la anterior paritaria docente, hace justo un año, el hijo de la dirigente de ATE Silvia León , fue secuestrado y durante horas, fue llevado por sus captores a bordo de un automóvil que se paseó por Capital, por distintas autopistas, por la Ciudad de La Plata y volvieron a pasear por CABA hasta dejarlo en la puerta de su domicilio (aunque jamás le preguntaron dónde vivía). 


En octubre, Pablo Micheli , dirigente de la CTA autónoma, denunció que a su hijo de 12 años, lo encañonaron policías bonaerenses en la ciudad de Junín, mientras jugaba con otros niños en la calle. 

En noviembre, varias personas armadas ingresaron en la casa del Secretario General de ATE Capital, Daniel Catalano, y mientras revolvían todo, se llevaron cosas de valor afectivo de sus hijos, la computadora personal del dirigente y una tablet. Nada más. 

El miedo es un gran disciplinador social. 

El último latigazo del fantasma de  la dictadura, ocurrió en Pergamino. 

A las 20 horas del jueves 2 de marzo, la noticia acaparó los medios : Motín en Pergamino y fatal incendio. 

Las noticias que recorrían los medios de comunicación, parecían calcadas. Todas hablaban de un motín que derivó en un incendio. Y lo siguen haciendo al día de hoy, es decir 72 horas después aún luego de conocerse los detalles. 



 El diario La Nación publicó al día siguiente la foto de uno de los mensajes que los familiares de los detenidos en la Comisaría 1º de Pergamino fueron recibiendo con diferencias de minutos. Todos en el mismo sentido. Los iban a matar. 


 

El audio del jefe de bomberos indica que cuando llegaron estaban todos los cuerpos apilados en el baño y entre medio de los cadáveres alguien pedía auxilio, pero no pudieron llegar a él a tiempo porque la policía no encontraba la llave de la celda y falleció. 

¿Quién era el encargado de la llave?  

¿No deberían haber intentado abrir la celda antes de que lleguen los bomberos para sacar a los detenidos hacia otro sector, antes de que todos murieran? 

Hay testimonios de familiares que llegaron a las 18. 30 a la comisaría y les dijeron que estaba todo en orden , aún cuando se veía salir humo.


Siete muertos es el saldo de esta masacre. Y se parece en escala reducida a la masacre del Pabellón 7º de Villa Devoto, ocurrida el 14 de marzo de 1978, cuando mataron a presos en su celda y le prendieron fuego a los colchones para simular un accidente. Allí también los medios de comunicación, hablaron de un motín que había originado todo. 

Algunos familiares dicen que algunos detenidos estaban apuñalados. Las autoridades de la Morgue aún no dan a conocer las causales  de muerte.  

El Jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi; el Ministro de Seguridad provincial Christian Ritondo, y la Gobernadora María Eugenia Vidal, mantienen silencio. Ni una palabra salió de sus bocas, y lo que es más llamativo, ningún periodista fue a preguntarles. 

Es increíble que 41 años después, aún no podamos identificar al Terrorismo de Estado. Nos lo están refregando en la cara, aún desde el discurso en el Congreso, y no lo podemos ver. 

 Desde la prisión ilegítima de Milagro Sala; pasando por aprietes a sindicalistas y periodistas; persecución judicial a dirigentes sociales, sindicales  y políticos; incremento de la violencia paraestatal (¿o qué otra cosa son los punteros del PRO que están amedrentando, amenazando o matando  a los ciudadanos en las villas?); asesinatos en dependencias policiales en todo el país; amenazas de muerte; secuestros...

Esta semana la dictadura nos cacheteó para seguir tanteando cuánto más puede estirar el límite y apretar un poco más el lazo. 

A juzgar por la nula reacción, el monstruo está tranquilo, sabe que no corre riesgos, y que puede seguir deglutiendo a los argentinos. 

Desde el infierno, Videla observa con atención cómo sus jefes, están realizando por sí mismos la tarea que antes le encomendaran... 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Se produjo un error en este gadget.