10 diciembre, 2013

Izquierda, policía y sindicalización Por Antídoto Libros


Polémica en la izquierda sobre la huelga policial


Un análisis de clase de las fuerzas de seguridad

“El hecho de que los policías hayan sido elegidos en una parte importante entre los obreros socialdemócratas no quiere decir absolutamente nada. Aquí, una vez más, es la existencia la que determina la conciencia. El obrero, convertido en policía al servicio del Estado capitalista, es un policía burgués y no un obrero” (León Trotsky, “¿Y ahora? Problemas vitales del proletariado alemán”).
A estas horas está en curso la mayor rebelión policial que se tenga memoria en el país. Es una buena oportunidad, entonces, para referirnos a algunos de los problemas políticos y estratégicos que están planteados para los revolucionarios frente a estas situaciones. Más aun cuando sectores de la izquierda tienen una posición favorable a los “planteos” policiales. Esto es así, incluso, como en el caso de algunos de los integrantes del FIT, el que,como tal, no ha sido capaz de sacar una posición al respecto luego de varios días de rebelión de las fuerzas de seguridad.
Presentaremos entonces una versión levemente actualizada de un artículo publicado el año pasado en oportunidad del levantamiento de la Gendarmería.

No son trabajadores sino un cuerpo especial burocrático

09 diciembre, 2013

Lo que nos ocupa en diciembre de 2013 Comp. Ivo Xavier Diez

Hoy mismo, lunes, aún se esparcen rumores de saqueos en diversos puntos del país y por la diversidad de los orígenes tanto de las noticias como de los hechos, cuesta mucho pensar objetivamente qué está ocurriendo de verdad. Se encuentran por estos días opiniones de toda índole, cada cual responde a sus propios intereses pero también es cierto que el verdadero triunfo de esta situación es el temor generalizado que a esta altura abunda en las clases medias ciudadanas.
Se dice que se ofrecen hasta 400 pesos por "participar" en la provincia de Buenos Aires, se cree (esto es fácilmente comprobable) que muchos de los policías huelguistas son miembros exonerados de la fuerza, es decir despedidos por corrupción, y para completar llueven acusaciones cruzadas entre los medios y la política, entre partidos oficialistas y opositores, entre ciudadanos de a pie y los políticos que no hacen nada, etc. Lo cierto es que coincidentemente se alzan las fuerzas policiales de casi todo el país, que si bien es cierto que cobran sueldos magros, también es cierto que raramente lo advirtieron todos en la misma semana y a la vez. Siendo los guardianes del orden se esperaría que puedan negociar estas cuestiones con algo de responsabilidad, no la tienen, bien. Entonces pienso en la mutación de los golpes de estado en Sudamérica, desde aquellos golpes militares a los económicos, institucionales y también los policiales (al presidente Rafael Correa no lo mataron por centímetros en un levantamiento policial en Ecuador). Pero no hay que olvidar a treinta años del retorno democrático a la Argentina que tras las rupturas institucionales(1) hay siempre un poder imperial que a través de su rama mediática articula estos discursos y motoriza estas acciones en las que siempre la gente pone el cuerpo y no es una abstracción, cuando aquí digo "gente" me refiero a que son personas quienes sufren y mueren mientras otros escriben, digitan, fogonean, incitan(2).
Momento difícil aunque hemos tenido peores. 
Dos notas para reflexionar en este diciembre caliente. 

IXX-2013

(1) Curiosidad por similitud: cuánto se parece la instalación del término "grieta" a las palabras golpe, ruptura, quiebre, caída, interrupción.
(2) Recomiendo releer a Sylvain Timsit.

Se produjo un error en este gadget.