28 febrero, 2011

Los siete pecados capitales

FOTOGRAFIA: Marta Jara


Un cuento de Eduardo Galeano

De rodillas en el confesionario, un arrepentido admitió que era culpable de avaricia, gula, lujuria, pereza, envidia, soberbia e ira:Jamás me confesé. Yo no quería que ustedes, los curas, gozaran más que yo con mis pecados, y por avaricia me los guardé.
¿Gula? Desde la primera vez que la vi, confieso, el canibalismo no me pareció tan mal.
¿Se llama lujuria eso de entrar en alguien y perderse allí adentro y nunca más salir?
Esa mujer era lo único en el mundo que no me daba pereza.
Yo sentía envidia. Envidia de mí. Lo confieso.
Y confieso que después cometí la soberbia de creer que ella era yo.
Y quise romper ese espejo, loco de ira, cuando no me vi.


FOTO: laidea.eu

22 febrero, 2011

Todo lo que ves o es...

Fito Paez, Renata Schusseim, Divina Gloria, GIT, demasiado...
Y la visita del "Flaco"...

Fue un sueño o estuve allí?


FOTO: presentacion de Piano Bar "magicasruinas.com.ar"

Total interferencia
(Charly Garcia)

Tiene manos de marfil
y teclados de Taiwan
un chico conectado con la ciencia.
Busca aliados de jazmin
y una daga de metal
y tiene apuro y a la vez paciencia.

Tiene un radio,
para vivir,
para vivir.

Estamos como el
amor que se hecha a perder
violando todo lo que amamos
para vivir, para vivir

Tiene agujeros que no ves,
picaduras de escorpion
que oculta un maquillaje de inocencia.
Todo lo que ves o es
como la imaginacion
se junta con total interferencia,

en la radio
suena un violin

Estamos como el
amor que se hecha a perder
violando todo lo que amamos
para vivir, para vivir.

Del album "Piano bar"



FOTO: presentacion de Piano Bar "magicasruinas.com.ar"

09 febrero, 2011

Sobre: "No nos une el amor sino el espanto"

Tantas veces repetida, esta frase de tan común nos pasa inadvertida.
Le habló de tango, de cuchillos, de faroles. Acuñó en alguna esquina historias de entreveros. Alguna noche de mirar la luna que a través de la reja da nostalgia, a solas con ella se habrá preguntado si Buenos Aires sentirá lo mismo.Y la ciudad siempre discreta, escucha.




















Buenos Aires


Y la ciudad, ahora, es como un plano
De mis humillaciones y fracasos;
Desde esa puerta he visto los ocasos
Y ante ese mármol he aguardado en vano.
Aquí el incierto ayer y el hoy distinto
Me han deparado los comunes casos
De toda suerte humana; aquí mis pasos
Urden su incalculable laberinto.
Aquí la tarde cenicienta espera
El fruto que le debe la mañana;
Aquí mi sombra en la no menos vana
Sombra final se perderá, ligera.
No nos une el amor sino el espanto;
Será por eso que la quiero tanto.

JORGE LUIS BORGES

Copyright © Derechos reservados del titular.


Para escucharlo en la voz de J.L.Borges:

http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=ver_voz1.php&wid=2487&p=Jorge%20Luis%20Borges&t=Buenos%20Aires&o=Jorge%20Luis%20Borges

Materialismo histórico en Marx

...en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.
Karl Marx, Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política (1859)
 
Fuente: Wikipedia
Se produjo un error en este gadget.