28 noviembre, 2010

Nestor ¿un santo?

No, no era un santo... pero tampoco un demonio.
Al cumplirse un mes de la partida de Nestor Kirchner se superponen una gran cantidad de balances, conmemoraciones, recordatorios, homenajes.
Desde los militantes que intentan preservar la fuerza de los apoyos recibidos durante los funerales a los críticos que intentan llevar al paroxismo la imagen santificada del expresidente en un intento de desgaste y polarización que urge a ciertos sectores.
Justamente los mismos sectores que fogonearon el apoyo masivo a la gestión ante la muerte de Nestor porque a ver si estamos de acuerdo, se nos decía que Kirchner era un genio entre las sombras que planificaba y ejecutaba las políticas más nefastas mientras los otros actores no eran más que veladores desinteresados del bien común. Y tanto se repetía el canto del apocalipsis que la juventud se fue cargando al contrastar la realidad de un país en crecimiento cuando nos decían que se fundía, en paz mientras Europa se sacude, un país donde cualquiera dice lo que se le antoja y se lo compara con la dictadura y hasta con los nazis! (mmhhh!?).
Y al fin ocurrió lo último que hubieran deseado estos profetas: la gente se convenció exactamente de lo contrario de lo que nos anunciaban. Porque se hartó, y salieron los jovenes a la plaza, sin agrupaciones, sin logística, sin convocatorias ni publicidad y se acabaron los argumentos ¿qué se podía decir ahora? ¿que fueron a llorar por el choripan y la coca?. Silencio.
Si los medios nos han conformado a su imagen y semejanza debemos preguntarnos quienes hacen/hacemos los medios, ahora vendrán las interpretaciones políticas, las operaciones que nunca se detuvieron y fuertes campañas que intentarán desarticular esto que se conformó pero ya está instalado y flota en el aire la sensación de que una gran parte de la población ha dejado de comprar las ideas en paquete cerrado. Y lo que más crispa (justamente a quienes instalaron este término) es el componente que se ha movilizado porque se trata de jovenes independientes transversales en cuando a niveles económicos, educativos (el futuro abc1 que tanto les interesa?) en edad de multiplicar participación e ideas, realmente un fenómeno que está por interpretarse.
Habrá quienes adviertan este cambio y quienes se obstinen en la persistencia con sus viejos métodos, es natural la resistencia a los cambios cuando se tiene el poder, basta recorrer los acontecimientos que llevaron a la revolución francesa cuando algunos perdieron la cabeza convencidos de que la monarquía era eterna.
Y ¿cual es el reinado que hoy está en decadencia?

IXX
(I Xavier X)

21 noviembre, 2010

Jacobo Fijman

Jacobo Fijman supo transmitir un profundo y estremecedor mensaje de dolor


Demencia:

el camino más alto y más desierto.
Oficio de las máscaras absurdas; pero tan humanas.
Roncan los extravíos;
tosen las muecas
y descargan sus golpes
afónicas lamentaciones.
Semblantes inflamados;
dilatación vidriosa de los ojos
en el camino más alto y más desierto.
Se erizan los cabellos del espanto.
La mucha luz alaba su inocencia.
El patio del hospicio es como un banco
a lo largo del muro.
Cuerdas de los silencios más eternos.
Me hago la señal de la cruz a pesar de ser judío.
¿A quién llamar?
¿A quién llamar desde el camino
tan alto y tan desierto?
Se acerca Dios en pilchas de loquero,
y ahorca mi gañote
con sus enormes manos sarmentosas;
y mi canto se enrosca en el desierto.
¡Piedad!



Cuando murió, en la morgue del hospicio le ataron en uno de los dedos de los pies, una cartulina con su nombre y un número.
(Ver completo acá.)

La imagen es de un autorretrato?




y más:


http://www.elortiba.org/fijman.html


MORTAJA
Por dentro;
Atrás el rostro.
¡El pasado aniquila!
¡Es en vano que encuentre una herradura
en el estanque turbio de mi imaginación!
El árbol ha cubierto de palomas
mi soledad; pero es en vano.
Desnudo
Siempre estoy como una llanura.
Para buscar un cerro
Miro las multitudes.
Estoy siempre desnudo y blanco;
Lázaro vestido
de novio;
una mortaja viva
entre el ayer eterno
y el eterno mañana;
una mortaja viva
que llora en mi garganta.

EL "OTRO"
Tarde de invierno.
Se desperezan mis angustias
como los gatos;
se despiertan, se acuestan;
Abren sus ojos turbios
y grises;
abren sus dedos finos
de humedad y silencios detallados.
Bien dormía mi ser como los niños,
y encendieron sus velas los absurdos!
Ahora el otro está despierto;
Se pasea a lo largo de mi gris corredor,
y suspira en mis agujeros,
y toca en mis paredes viejas
un sucio desaliento frío.
¡La esperanza juega a las cartas
con los absurdos!
Terminan la partida
tirándose pantuflas.
Es muy larga la noche del corazón.



ADDENDA
Jacobo se bebe el cristianismo
en su dolor.
La culpa, la angustia,
acaso la pena del sentir cristiano
en la eternidad de su tortura?
La soledad del hombre
solo de todo
aún de Dios.
(IXX)

15 noviembre, 2010

Dónde está el límite?

Hoy parece que el mundo vuelve a girar.
Tras haberse detenido el tiempo un par de décadas, otra vez camina.
El tiempo es absoluto dicen unos, es constante avanza siempre. Otros dirían que
es relativo a las personas.
Prefiero esto último, es cierto que una fiesta pasa rápidamente y que el
sufrimiento parece no acabar nunca.
Estamos saliendo ahora de un continuum de tiempo neoliberal que parecía habernos
sumergido en una gelatina donde se uniformó nuestra percepción. Se veía todo del
mismo color, las voces nos llegaban como cuando estamos sumergidos en una
piscina y todo parecía igual de monótono, lento, viscoso, lisérgico.
Hasta llegué a pensar que cualquier cosa daba lo mismo, y de pronto...
La crisis (una de las tantas del capitalismo) pega esta vez al norte.
Las condiciones que el propio centro ha creado se vuelven esta vez en contra y
ya no pueden redirigir a otros los costos.
Hoy no se pueden ampliar mercados, endeudar países esclavizados, y casi no le
quedan pobres que explotar, no porque no los haya, sino que hasta el último
rincón de la tierra ha sido expoliado y no tienen qué ofrecer. Entonces la
demanda insaciable de los ricos se debe satisfacer con dinero de los propios
contribuyentes en sus comunidades locales.
Para salir de la crisis bancaria (llamesmola así para simplificar) se aportan
dineros estatales que a partir de 2009 deberán recortarse a la gente, ¿como?,
muy fácil (está en el manual neoliberal básico): recortes en salud, en
educación, planes sociales, desempleo, etc. Se empieza por países recientemente
seducidos por las mieles neoliberales que pueden aceptar el precio de la
sumisión por vanas promesas y así van pasando: Estonia, Lituania, Grecia,
Irlanda y siguen ya menos tolerantes: España, EEUU, Italia, donde comienza a
haber algunos remilgos a la hora de conceder. Basta ver la "crisis de la basura"
en el Nápoles habrá que ir tomando nota de las protestas en Francias por el
pretendido aumento en la edad jubilatoria, los estudiantes londinenses que se
levantan por sus becas y toman una de las cámaras del parlamento provocando
destrozos...
Esto no significa de ninguna manera el fin inmediato del capitalismo aunque si
es imposible disimular los costos de la crisis habrá que pensar que debiera
venir un cambio en el sistema que le permita permanecer pues esta combinación
política-económica tiene fecha de vencimiento. Si bien cuenta con el concenso
mayoritario de una gran masa poblacional que se ha formado como "ciudadanos
globales" a lo ancho del mundo y que acepta con fé inquebrantable la consigna
económica del buen pastor político-mediático. Se puede imaginar que hay un resto
de conciencia a punto de despertar ante la necesidad.
Realmente es muy difícil pensar que algo cambie desde el poder mismo y la
pregunta que me hago es cuál es el límite mínimo que cada sociedad está
dispuesta a tolerar.

Adolfo
http://soyelyugo.blogspot.com/
Se produjo un error en este gadget.